Sólo hay una guerra que pueda permitirse el ser humano: la guerra contra su extinción. Isaac Asimov